viernes, febrero 04, 2011

FLOWERS








¿Qué Es Poesía?


Tu pupila es azul, y cuando ríes
Su claridad suave me recuerda
El trémulo fulgor de la mañana
Que en el mar se refleja.
Tu pupila es azul y cuando lloras
Las transparentes lágrimas en ella
Se me figuran gotas de rocío
Sobre una violeta.
Tu pupila es azul y si en el fondo
Como un punto de luz radia una idea,
Me parece en el cielo de la tarde
Una perdida estrella.

¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
En mi pupila tu pupila azul.
¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía eres tú.






música: Vivaldi: Violin Concerto In F Minor, Op. 8/4, RV 297, "The Four Seasons (Winter)"

jueves, febrero 03, 2011

INDIAN ENTHUSIASM








ODA XXIII
A LA SALIDA DE LA CÁRCEL 


Aquí la envidia y mentira
me tuvieron encerrado.
Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,

y con pobre mesa y casa
en el campo deleitoso
con sólo Dios se compasa
y a solas su vida pasa
ni envidiado ni envidioso.



  
 
música: Et Pourtant   Charles Aznavour 
 

miércoles, febrero 02, 2011

MOMENTOS Y MEMORIAS 25








http://es.youtube.com/watch?v=5k-QLyo9Hoc

La Canción del pirata

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar rïela,
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Stambul:

«Navega, velero mío,
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés,
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Allá muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo tengo aquí por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pecho
a mi valor.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

A la voz de «¡barco viene!»
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.

En las presas
yo divido
lo cogido
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río;
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,
colgaré de alguna entena,
quizá en su propio navío.

Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo
del esclavo,
como un bravo,
sacudí.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

Y del trueno
al son violento,
y del viento
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.»

José de Espronceda 





música: Adiós muchachos  Carlos Gardel      

martes, febrero 01, 2011

INDIAN TOUR_2







 
XXXV


    Where the mind is without fear and the head is held high
    Where knowledge is free
    Where the world has not been broken up into fragments
    By narrow domestic walls
    Where words come out from the depth of truth
    Where tireless striving stretches its arms towards perfection
    Where the clear stream of reason has not lost its way
    Into the dreary desert sand of dead habit
    Where the mind is led forward by thee
    Into ever-widening thought and action
    Into that heaven of freedom, my Father, let my country awake. 
     
     
     
XXXV

Cuando la mente está sin miedo y la cabeza se mantiene alta;
Cuando el conocimiento es libre;
Cuando el mundo no ha sido
dividido en fragmentos por estrechas paredes domésticas;
Cuando las palabras salen de la profundidad de la verdad;
Cuando incansable lucha se extiende sus brazos hacia la perfección;
Cuando la corriente clara de la razón
no ha perdido su camino en la arena del desierto del hábito muerto triste;
Cuando la mente se llevó adelante por ti
siempre amplia en pensamiento y acción
Dentro de ese cielo de libertad, mi padre, que mi país despierte
 

Rabindranath Tagore

     
     
    Música: Vivaldi: Violin Concerto In G Minor, Op. 8/2, RV 315 
     
 
  
 
  

lunes, enero 31, 2011

EL ABRA

video









Digo Vivir 

Blas de Otero


Porque vivir se ha puesto al rojo vivo.
(Siempre la sangre, oh Dios, fue colorada.)
Digo vivir, vivir como si nada
hubiese de quedar de lo que escribo.
Porque escribir es viento fugitivo,
y publicar, columna arrinconada.
Digo vivir, vivir a pulso, airada-
mente morir, citar desde el estribo.
Vuelvo a la vida con mi muerte al hombro,
abominando cuanto he escrito: escombro
del hombre aquel que fui cuando callaba.
Ahora vuelvo a mi ser, torno a mi obra
más inmortal: aquella fiesta brava
del vivir y el morir. Lo demás sobra.





 



música: Marcha Triunfal (Aida     








domingo, enero 30, 2011

AUTOBIOGRAPHY_TWO









No trabajo pensando en un público conservador, no trabajo pensando en un público coleccionista de arte, no trabajo para gustar a mi galerista, ni a mi madre, ni a mis amigos, ni a los críticos, ni a los comisarios, ni siquiera trabajo para gustarme a mi.

Experimenté mi práctica artística contemplando esos propósitos y no fuí feliz.



Trabajo porque me sale del corazón y es en mi corazón donde encuentro mi satisfacción.
El único propósito por el que he venido a este mundo es disfrutar de la vida y, aunque a trancas y a barrancas, con mi muleta a cuestas, con mis rabietas de vez en cuando y algunos kilos de más que no consigo eliminar, juro por dios, y no en vano, que lo estoy consiguiendo:
Vivo en un remanso de paz interior, solo perturbada por algunos ruidos vecinales y algunas cosillas referentes a mis hijos que prefiero no mencionar y por lo demás, canto y bailo alegremente en mi interior.


Reconozco que no me fijo demasiado en el trabjo de mis colegas porque estoy muy ocupada con el mio propio, aunque de vez en cuando voy a conferencias y a expos y disfruto.


En realidad, lo que hago es una celebración constante de la vida a través del arte.








música: Mozart Piano concerto No.20 in d minor K.466