sábado, abril 23, 2011

AL ALBA DESDE MI VENTANA.

e












Es El Alba Una Sombra 

de tu sonrisa,
y un rayo de tus ojos
la luz del día;
pero tu alma
es la noche de invierno,
negra y helada.






viernes, abril 22, 2011

MY AUTOBIOGRAPHY_1.










Narro mi vida como si fuera un cuento encantador.

En realidad es similar a los cuentos tradicionales:

Yo era una pobre cenicienta abrumada, perdida en el abismo de mi ignorancia, creyendo que no merecía ser amada y me regodeaba en mi propio desamor, buscando mi autodestrucción sin remisión, bajando en picado a los infiernos terrenales.
Sin embargo, nunca perdí la esperanza, siempre había una lucecita dentro de mi que me apegaba a la vida.
La vida me asustaba, pero la quería vivir disfrutando.
Así que yo pedía, pedía, no sé si a Dios o al Creador o al Todopoderoso, no lo sé, pero yo pedía y no perdía la esperanza.

Un buen día, en París, cuando creía que todo estaba perdido, apareció un príncipe indio que como a Lázaro me dijo: "Levántate y anda".
Así lo hice, y desde entonces mi vida es un deleite constante, me regocijo, me vivo, me aprecio, me amo, me permito, me exculpo, me premio.

En definitiva: ¡Ancha es Castilla!











music: No. 4 In E Minor, Largo   Chopin Preludes

jueves, abril 21, 2011

MOMENTOS Y MEMORIAS 62














Voici que ton fils est grand…
(extrait du poème en trois chants Les Vertus,
dédié à Philiberte Monnier, sa mère)

    Voici que ton fils est grand, Marie, il te regarde à présent avec des yeux étrangers. Tu sais tout de lui, mais comment pourrait-il te connaître ? Avant qu'il te haïsse, retire-toi. Il faut le laisser agir seul et qu'il croie t'oublier, comme le cœur de sa poitrine. Il faut qu'il te domine si tu veux qu'il t'égale. Laisse-le créer un Dieu à son image pour qu'il sache le goût du néant où tu n'es pas, et qu'il te retrouve un jour dans le déchirement de l'esprit, comme tu le fis dans le déchirement de la chair. Sois une femme entre les femmes, fonds tes paroles au bruit des vagues, remonte au ciel, Étoile de la Mer…
    Notre-Dame, Cœur des Villes,          au cœur sept fois transpercé,          le ciel entier te couronne,          le monde bat sous tes pieds.          L'Église est ton lourd manteau,          sous le couvert de ses plis,          tu tiens secret les reproches          et parfais en indulgence          les doctrinaux de ton Fils.          Ton seul petit doigt levé          donne vacance à l'enfer,          le sourire de tes yeux          change la mort en lumière.
    La lait de Marie coulait dans les paroles du Christ, mais il maudit le figuier qui ne portait pas de figues, il insulta les Pharisiens et chassa les marchands du Temple. — Ce n'étaient pas de bons exemples. — Il prit les péchés du monde, mais le chargea de sa croix.
    Le Fils nous met dans la gêne,          nous épouserons sa misère,          nous souffrirons avec lui,          nous essuierons son visage          et par notre économie          nous lui garderons un feu          jusqu'au plus noir de la peine.          C'est en voulant nous toucher          qu'il s'est traversé lui-même,          ses bras tendus et cloués          s'ouvrent vers nous, Inhumaines !          Nous serons son humble mère          d'infinie consolation.          Nous feindrons l'obéissance,          tant qu'il soit las de son règne,          il nous croira ses sujettes,          il nous fera ses vertus,          sans voir nos profondeurs vertes.

He aquí que tu hijo ha crecido...
(fragmento del segundo canto del poèma Las Virtudes,
dedicado a Philiberte Monnier , su madre)

    He aquí que tu hijo ha crecido, María, y que ahora te mira con ojos extraños. De él lo sabes todo, pero, ¿cómo podría él conocerte? Vete antes de que te odie. Hay que dejarlo actuar solo y que crea olvidarte, como el corazón en su pecho. Es necesario que te domine si quieres que te iguale. Déjalo crear un dios a su imagen para que conozca el gusto de la nada en la que tú no estás, y para que un día vuelva a encontrarte en el desgarramiento del alma, como tú lo hiciste en el desgarramiento de la carne. Sé una mujer entre las mujeres, funde tus palabras en el ruido de las olas, sube al cielo, Estrella de la Mar...
    Nuestra Señora,          Corazón de las Ciudades,          de corazón siete veces atravesado,          el cielo por entero te corona,          el mundo palpita bajo tus pies.          La Iglesia es tu pesado manto,          al abrigo de sus pliegues,          guardas en secreto los reproches          y llevas a la perfección de la indulgencia          los doctrinales de tu Hijo.          Basta con que levantes tu meñique          para que el infierno se aleje,          la sonrisa de tus ojos          transforma en luz la muerte.
    La leche de María fluia en las palabras de Cristo, pero él maldijo la higuera que no daba higos, insultó a los fariseos y echó a los mercaderes del Templo. — No eran buenos ejemplos. — Tomó los pecados del mundo, pero lo cargó con su cruz.
    El Hijo nos incomoda,          abrazaremos su miseria,          sufriremos con él,          enjugaremos su rostro          y con nuestras economías          conservaremos para él un fuego          hasta lo más obscuro de la pena.          Fue al querer tocarnos          que se atravesó a sí mismo,          sus brazos extendidos y clavados          se abren hacia nosotras, ¡Inhumanas!         Seremos su humilde madre          de infinito consuelo.          Fingiremos obedecerle,          mientras esté cansado de su reino,          nos creerá sus súbditas,          hará de nosotras sus virtudes,          sin ver nuestras verdes profundidades.

© Adrienne Monnier
Traducción de Carlos Cámara y Miguel Ángel Frontán











MÚSICA:  Esta noche me emborracho Carlos Gardel

miércoles, abril 20, 2011

MUSICA ZEN













Vivo en un lugar privilegiado.
Tengo a mi alcance los placeres contemporáneos de la gran ciudad y el apacible bienestar que produce la naturaleza.

Cuando podía pasear tranquilamente, salía de casa andando y en cinco minutos ya empezaba a ver verde y a oir el canto de los pájaros.
Por las mañanitas el gallo me despertaba y por la tarde iba a la ermita atravesando el puente que pasaba por encima del arroyo que nos ocupa.

Buenos tiempos aquellos en los que podia dar un paseo por otras dimensiones.
Ahora voy en coche y disfruto tanto o más, porque no me canso y además filmo que es lo que me divierte.
Tengo una facilidad extraordinaria par a acoplarme a las circunstancias y sacarles chispas.

El humedal de BOLUE es una lugar desconocido para los habitantes de GETXO, a pesar de que alberga especies de aves, plantas acuáticas y peces bastante especiales.

Y LARRAÑAZUBI posee un encanto natural cerquita de la civilización.

martes, abril 19, 2011

PASANDO EL PUENTE COLGANTE DE PORTUGALETE













El puente colgante de Portugalete ha formado parte de mi historia desde mi más tierna infancia, no siempre con agrado.
Antes de casarme, vivía con mi familia en Bilbao y veraneábamos en Santurce, en una casa encantadora con vistas al Abra, rodeada de jardines, huertas, árboles frutales y gallinas.
Allí nuestra vida era apacible y agradable, hasta que me hice adolescente y empecé a querer salir con mis amigas y con chicos que vivían en la margen derecha.
Es entonces cuando el puente colgante comenzó a tener una importancia excesiva en mi vida, ya que tenía que estar en casa a las 10 de la noche, lo cual suponía tenerme que marchar de todas partes en el mejor momento.


El 13 de julio de 2006 fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, siendo elegido entre un total de 37 candidaturas.
A veces le llaman "Puente Palacio", en honor de su arquitecto, el ingeniero Alberto de Palacio


Luego me casé, vine a vivir a Getxo y ahora el puente colgante de Portugalete me parece el más elegante que hay en Bilbao.


Una vez estuve en Rochefort, Francia y allí también pasé por su puente colgante. Me gustó.


Me encantan los puentes.


El que más me ha llamado la atención es el de Curacao; nunca había visto nada semejante.

lunes, abril 18, 2011

UN DOMINGO EN PORTUGALETE










El pequeño transistor

Pidió su pequeño transistor,
quería escuchar las noticias
mientras estaba en el hospital.
La política era sagrada para su generación.
De niños siempre nos hacía callar
a la hora de las noticias.
Enfermó antes de la ruptura del proceso de paz.
Se le veía preocupada, notaba que la enfermedad
avanzaba por su cuerpo y su país.
Un día apagó para siempre el transistor.
No quería malas noticias.
Aunque tratábamos de animarla,
"todo se andará",
sabíamos, y ella más que nosotros,
que todo se iba a torcer.
No conoció en fin del proceso.
Al principio, yo mismo encendía
su pequeño transistor,
pero las palabras que salían de él
se me hacían extrañas e incomprensibles,
tan incomprensibles como una historia clínica.
Ahora prefiero estar en silencio, sin transistor,
y tratar de recordar su dulce voz;
"todo se andará".

domingo, abril 17, 2011

MY AUTOBIOGRAPHY ON CARDBOARD











Lo bueno de ser una artista sin éxito aparente, por no decir fracasada, es que me permito el lujo de hacer lo que me da la gana y a mi entender ese es el verdadero arte de vivir, que es el que me interesa.

Atrás quedaron los tiempos de mis playas y mis caseríos cuando exponía en Madrid y volvía a casa con las alforjas repletas y a punto de volverme loca por el estrés que me causaba el éxito.

Lo de ganar dinero me gustaba, pero lo pagaba demasiado caro.
Yo no soporto hacerme la simpática, ser educada, aguantar entrevistas de periodistas sin interés estético, que la gente se sienta con derecho a interrumpirme, televisiones que te tienen esperando dos horas y no aparecen, etc. etc.

Una mañana muy tempranito, me dije: me vuelvo al caserío.
Llamé a Ibería,  cogí un avión a las 8 de la mañana y me volví a la aldea en donde mi vida transcurre pausadamente, haciendo mi autobiografía sobre cartones, visitando a mi madre y viendo a mi gente cuando me apetece charlar un ratito.
Ir a Eroski hace mis delicias.
Pillar cartones en las basuras, recopilar fotos de familiares y amigos, regocijarme en la composición, esa es mi vida y mi destino.

Y sin darme cuenta, me veo en Saatchi Gallery que es la galería que más me gusta del mundo.

Definitivamente he nacido con suerte.









música: No. 24 In D Minor, Allegro Appassionato Bella Davidovich (P) Chopin Preludes -